Social Icons

siguenos en facebook siguenos en Twitter Sígueme en Likedin siguenos en Google+ Canal de youtube

martes, 17 de julio de 2012

LA IMPORTANCIA DEL AGUA EN NUESTRAS VIDAS



Algunos  de  los factores fundamentales para  que podamos mantener una buena calidad  sanguínea y un estupendo funcionamiento de nuestros órganos internos  son  la constante hidratación, la conservación de una dieta equilibrada y practicar actividad física con regularidad. El agua también interviene en otros mecanismos muy importantes como  transportar los glóbulos rojos con oxígeno a los músculos, eliminar el anhídrido carbónico a través de la respiración y regular la presión arterial para el buen funcionamiento del corazón y la circulación.
El agua es esencial  para nuestras vidas por varios motivos. Tenemos que recordar que nuestro cuerpo está compuesto por casi 2/3 de agua, cosa que nos facilita el entendimiento sobre la importancia para nosotros de este elemento. Una deshidratación aunque moderada podría ocasionarnos algunas molestias como  mareos y dolor de cabeza. El agua es importante para eliminar toxinas, regular  la temperatura del cuerpo, transportar oxígeno y nutrientes a todas las células del cuerpo; además la sangre está compuesta de un 92% de agua. El agua humedece el oxígeno para que  respiremos, protege y amortigua los órganos vitales, ayuda a convertir los alimentos en energía, ayuda al cuerpo a absorber los nutrientes, se deshace de los desperdicios. Los huesos son un 22% de agua y  los músculos  un 75%. El agua amortigua las articulaciones y facilita su trabajo.
Si quieres vivir con salud, el agua es la mejor bebida que existe.
El agua compone la mayoría de las células de nuestro cuerpo, es la parte más grande de nuestro sistema sanguíneo y linfático,  desarrolla una función primordial transportando alimento y oxígeno a las células y  desechando intrusos y desperdicios. Limpia nuestros riñones de substancias tóxicas;  balancea nuestros electrolitos  ayudándonos  a controlar la presión sanguínea; humedece nuestros ojos, boca y orificios  nasales;  mantiene el cuerpo fresco cuando hace calor y aislado cuando hace frío;  nos provee de los minerales que  necesitamos  tales como magnesio, cobalto y cobre.
El agua ayuda a mantener  el volumen de la sangre, y mantiene su energía. Una buena hidratación mejora sustancialmente la concentración y el tiempo de respuesta, especialmente durante los ejercicios. Aumenta el número de calorías que se  queman durante la actividad física y en las actividades diarias.  Disuelve las medicinas haciendo que actúen de una manera más rápida y eficiente. Evita el malestar estomacal ocasionado por las medicinas concentradas. 
Un alto consumo de agua ayuda a la reducción del riesgo de padecer enfermedades: resfriados, cálculos en los riñones, cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer del tracto urinario.
El agua llega por último a la piel. Si el cuerpo no obtiene el agua necesaria, la piel sentirá los efectos más que cualquier otro órgano. Una buena hidratación se encarga de dejar la piel más tensa, más pulida, más suave, más libre de arrugas.
El agua contribuye  en  la bajada del peso corporal: nos proporciona más energía durante el ejercicio y ayuda al cuerpo a reducir los depósitos de grasa.  
El agua disuelve y transporta otros nutrientes por el organismo ayudando al proceso de digestión, absorción, circulación y excreción.  También ayuda a regular la temperatura del cuerpo.  El organismo necesita reemplazar de 2-1/2 a 3 cuartos de agua al día para poder realizar sus funciones;  sin ello moriríamos en pocos días. Parte del agua requerida por el organismo proviene de la contenida en los alimentos.  Sin embargo, se necesitan de seis a ocho vasos de agua para completar el balance.  Beber zumos, leche u otras bebidas puede satisfacer ese requerimiento.  No obstante, algunas bebidas producen un efecto diurético (eliminan el agua del cuerpo mediante la orina): entre ellas se incluyen las bebidas alcohólicas, el café, el té y las colas.  Lo más recomendable es beber sólo agua pura.
El plasma es constituido por un 92% de agua aproximadamente, es el solvente de la sangre y constituye aproximadamente el 55% del volumen de sangre completa. Es un líquido compuesto de agua, proteínas, sales minerales y otras sustancias necesarias para el funcionamiento normal del organismo y donde se encuentran "nadando" las células sanguíneas.
Entre las sustancias de importancia que transporta el plasma están las siguientes.
  • La Albúmina
    Es una proteína que ayuda a mantener el agua del plasma en una proporción equilibrada.
  • Las Globulinas
    Son los anticuerpos encargados de la defensa de nuestro organismo frente a las infecciones. Su disminución acarreará una bajada de defensas.
  • Factores de Coagulación
    Son imprescindibles para evitar las hemorragias. La ausencia de algún factor de coagulación puede ocasionar trastornos hemorrágicos ya que se dificulta la formación del coágulo.
  • Otras proteínas transportan sustancias necesarias para el normal funcionamiento de las células (grasas, azúcares, minerales, etc.)
Siempre escuchamos  lo importante que es  beber agua, pero pocas son las personas  que se interesan en saber la real transcendencia del agua en nuestras vidas. Beber agua es más importante de lo que creemos. El agua es una sustancia imprescindible para nuestra existencia  y sin ella no podríamos vivir. Por ese motivo es fundamental que seamos conscientes de la relevancia que tiene cuidar mejor de nuestro planeta.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

THE SIMPH MEDICAL FITNESS JOURNAL

LIKE

SIMPH MEDICAL FITNESS INSTITUTE

 
Blogger Templates